sábado, 25 de febrero de 2012

Dar la cara

Nos enteramos de que Lucas fue encontrado muerto en un vagón del tren. Estaba ahí. Ojala no haya estado muriéndose mientras su madre lo buscaba incansablemente. Todo se volvería más perverso, aún.nSon muchas las ideas que me rondan. Tan sólo intentaré ordenarlas, como en un punteo en el espacio donde escribo mis versos.Arranqué con Lucas. Es el caso emblemático porque se lo buscó durante cincuenta horas, porque tenía veinte años y estaba ahí. En el tren. Muerto. Yo postee en fb: “Está desaparecido. No está muerto”. Y cuando veo esa sentencia pienso si eso sería cierto en ese instante en que escribí esa frase. Lucas era un usuario del Sarmiento. Concesionado a TBA. Controlado por la CNRT. A cargo de la Secretaría de Transporte de la Presidencia de la Nación. Fácil la cadena. Corta la bocha. Los usuarios confían y se suben. TBA los lleva y debe cumplir con el contrato de concesión y el gobierno nacional mediante el órgano de contralor tiene que velar por el bien de todos los que se suben a ese tren. Y a todos los servicios de transporte. Cuando el pueblo te vota te está diciendo que vos sos la mejor persona de todas la que se ofrecen para “hacer las cosas”. ¿Qué cosas? Las cosas de la gestión política. La cosa de la administración. Cuando de cargos ejecutivos se trata. Y entonces eso abarca toda una serie de cuestiones que te toca, precisamente, administrar. Entre ellas: el control de los medios de transporte. Eso es un servicio público que el Estado tiene la obligación de asegurar. Cuando lo delega – y me estoy poniendo reiterativa, lo sé- tiene la obligación de que se cumpla. Si esto no sucede. O si sucede mal, el que controla algo hizo mal. ¿O no?

En este momento no me interesa hablar de culpabilidades. Ahí hay una causa penal grosa. Y hay un juez federal atendiendo el asunto. El Estado Nacional se presentó como querellante. Se posiciona con ello. En calidad de damnificado o simil. No es mi tema ahora.

Yo estoy esperando desde que esto sucedió escuchar a la Presidenta decir algo al respecto de la tragedia en sí. De los muertos y de los cientos de víctimas. ¿Por qué? Por toda la lógica jurisdiccional que describí al principio. Y porque es la presidenta de todos los argentinos. Y porque los presidentes van cuando hay una inundación a llevar frazadas y a abrazar. Y también cuando hay un terremoto (y ahí es la naturaleza la que hace el bardo). Y porque se estila. En casos de desastres o, llamemoslé, conmoción social. Porque la creo sensible y la creo dolida y con la necesidad de hablarnos. Y siempre habla de manera coloquial. Porque me pareció que era obvio que Cristina “me “ iba a hablar. A explicar algo. A decirme lo siento. A quienes la votamos en primera medida porque somos quienes le dijimos: “ME dejo a TU cuidado en lo que a vos respecta. Porque como sabés gestionar te dejo al cuidado mis servicios públicos.” Y no digo con esto que sea Cristina la responsable o culpable  de esta tragedia. Pero es como si cuando voy a buscar a mi hijo al jardín sale con un chichón y la maestra en lugar de explicarme, me lo entrega golpeado y guarda silencio. Y quizás dirá que no lo pudo evitar, que son muchas tareas. Y eso será cierto. Pero tendrá la OBLIGACIÓN de decírmelo, de disculparse y de explicarme. Le dejo a mi niño a su cuidado y pago por ese servicio. Eso no implica que le voy a iniciar una demanda judicial por lesiones a su persona. 

En este sentido, pienso en las responsabilidades políticas. No interesa quién es culpable. Hay una tarea de gestión que realizar. Si sale mal alguien es responsable. Y ese alguien es el que debe decir: me voy. O lo deben ir.
Esa gestión falló. Dicen que los que pedimos que Schiavi renuncie estamos pidiendo, de esa manera, la renuncia de Cristina. De ninguna manera. Él es el responsable político máximo del área específica de la cuestión: Transporte. 
(Eso y que Cristina saliera a hablar es lo primero que debería haber sucedido.)
Si te dieron una gestión específica y fallaste, te vas. Y listo. Así funciona la política.
(Sin contar con que este silencio es el que le da de comer a la “corpo” y a la “opo” y al gorilaje, casi tanto como las muertes.)
Si falló tu subordinado, pedís disculpas o "le cortás la cabeza". Pero un área del cuidado del bien común falló. Eso es irrefutable. 
¿Alguien cree que - si la investigación es seria- el Gobierno Nacional va a zafar de dar explicaciones sobre los controles a TBA? 
¿Alguien cree que el Gobierno Nacional puede mirar para otro lado en una “falla” que causó tantas muertes y heridos en un SERVICIO PÚBLICO? Cualquiera que sepa de gestión y/o administración pública (cuando no de sentido común) sabe lo que implica la responsabilidad en los cargos de la misma. ¿O no?
Entonces, por ética, por lógica, por coherencia, si fallo algo a tu cargo: chau a toda la cúpula de esa área.
Porque si usás una lógica para unas cuestiones, quiero que la uses para todas. Ahí es donde me tocás a mí. Si te pongo el voto creyendo que sos de una manera, quiero que sigas siendo así.
¿O qué es ser la Jefa?
¿En qué quedamos?
 Y porque salga dar la cara y a decir lo que sea nada grave le va a pasar. Le sobra paño. Y lengua. Les hubiese tapado la boca a todos los que estaban esperando que trastabillara. No es mi caso. Hubiese dado cualquier cosa porque me cagara. Siempre la espero. La esperé hasta hoy. Dios se murió y no le hago el juego a nadie por pensar y hacer una crítica como esta. Un alto funcionario me dijo una vez que los inorgánicos críticos le hacemos bien a Cristina. Yo creo lo mismo. Los aduladores no ayudan. Porque nadie es perfecto.
Me pregunto ¿por qué Cristina no habló hasta ahora? Dicen que porque está armando la data. Lo cierto es que me hace mucho ruido. Hasta recibió a la madre de Candela en el momento del secuestro. Me hubiese hecho bien escucharla emocionada y diciendo que esto se va a arreglar con justicia. Y si después quería hacer el gran anuncio de la reestatización, hablaba de vuelta. Y ya.
Me hubiese gustado ver funcionarios y diputados nacionales en la estación, en las morgues. Mucha gente de este gobierno nacional y popular con remeras de múltiples agrupaciones acompañando a las víctimas mientras buscaban a sus familiares. La mamá de Lucas pidió al gobierno que fuera (casi textual) la aparición de su hijo. Hoy CN23 – cuyo discurso merece largos párrafos, nada más parecido a Feinman o  Longobardi incluído el tono al decir "agitadores políticos"- no paró de aclarar que Lucas fue hallado cuando Garré se puso al mando de la cosa. ¿Y? Pero el pibe apareció muerto a causa de un desastre en un SERVICIO PÚBLICO CONCESIONADO PERO CON OBLIGACIÓN DE CONTROL A CARGO DEL GOBIERNO NACIONAL. Y por eso es que hablo del apoyo emocional y simbólico de un gobierno que se la pasa construyendo desde ahí. ¿Desde dónde? Desde lo emocional y lo simbólico. Y por eso me sorprende. Y por eso hoy la esperé. Y por eso no entiendo que sus militantes más recalcitrantes (aunque hay mucho k pidiendo la renuncia de Schiavi, la presencia de Cristina) se enojen ante estos reclamos o guarden silencio. 
Los kirchneristas le llaman "gesto" y le atribuyen embergaduras inmensas a múltiples acciones del gobierno de Nestor, por ejemplo. O sea que conocen el concepto.
Un gesto se esperaba.
Y no llegó. Cristina no salió a dar la cara. Ni ella. Ni Abal Medina. Ni nadie. Dar la cara. Como se debe. Como se estila. Poniéndose al servicio de los damnificados, de los votantes que le dieron el mando. Los políticos de la gente. Hubiera estado bueno verlos ahí. O escucharlos decir algo como: pedimos perdón por los errores de otro pero lo vamos a echar.
 Y no se me terminan los ejemplos. Porque me hubiese quedado tranquila, en este punto que es tan sólo el del contrato de responsabilidad, de confianza, tan sólo con los lugares comunes. Y recién después hubiese esperado las respuestas de fondo. Las responsabilidades penales. El resto. Otra arista.
Pero en este dolor primero, ese gesto. O cualquier otro que nos haga sentir menos desamparo. 

jueves, 23 de febrero de 2012

de FB

la muerte es un misterio. así la miro de frente. la acepto con ese no saber qué pasa después de que los cuerpos cambian, se transforman ¿hacia dónde? no hay fealdad ni belleza. hay ausencia de abrazo. una rubia preciosa y un poeta se bajan. y hay un nene de siete muriéndose ante todos en la estación de once.

domingo, 19 de febrero de 2012

Deleuze te sopla

"El verdadero encanto de la gente es el lado en el que pierden un poco los estribos, es el lado en el que no saben bien dónde están. Eso no quiere decir que se desplomen - antes más bien, se trata de gente que no se desploma-. Pero si no aferrás la pequeña raíz o el pequeño grano de locura de alguien no podés amarle... llega a ser la fuente de su encanto" 

martes, 14 de febrero de 2012

POST-MELOSA

POST-MELOSA. 
FELICES CORAZONES ÁSPEROS Y ABIERTOS. LIMADOS E HIJOS DE PUTA CORAZONES
PARA EL AMOR QUE SUEÑA
DEVENIR POST-AMOR.
(callate perra...)

miércoles, 1 de febrero de 2012

A mí o Querido Diario

revoloteame en los sueños que la luz existe. yo no voy a describir una cocina de mañana y su gato y sus tazas blancas. el poema traza mi recorrido. y mis cosas tienen hechos y pulsiones y anudadas a lo simbólico avanzan en las veredas de esta ciudad. no puedo ser objetivista. ni nada. no sé si sigo línea o estilo. si soy alguien. o si es todo una verdadera porquería conocida y trillada. cursi. basura en papel. nada sé. salvo este goce profundo de escribirme. en la noche. de sentir un hueco en el estómago cuando el punto final. y un vuelco extraño en mi cuerpo interno al leerme. nada de lo escrito puede ser realmente evaluado. o sí. sé que me lleva dios a las hojas. y que las letras son mis dientes, mis ojos, mi hijo. sé que la dulzura de la palabra epílogo es intransferible. y que el hecho de avanzar decidida y caliente sobre una página en blanco una osadía que merece aplausos.