martes, 24 de abril de 2012

QUERIDO DIARIO: YO POÉTICO EN CATARSIS O UNA RATA PARANOICA QUE HOY SÓLO SABE LADRAR.



siempre volviendo 
al horror inevitable de la comparación 
de mi poema
con otros
con todos
maravillosos versos que me hielan
me derriten
me lastiman
leo y más trastorno
y es por épocas
porque hay ciertos gloriosos momentos de
seguridad en que yo
dibujo en esta hoja
o en las otras
con la certeza del verso encontrado
sin la pregunta esta que ahora en el costado ese dice
eso no esta bien- eso es cursi- eso es trillado- eso es feo
eso no lo va querer leer nadie nadie nadie nadie




desde hace un tiempo dejé de buscar en este blog
corrijo corrijo corrijo
y cuanto más tiempo pasa menos me gustan
pensaba hoy: parecen tenues
parecen superfluos
son algunos como una telita que sólo roza
nada he encontrado o descubierto en mi poesía
-si es que existe una mía-.
sigo sin gustarme. punto.




y acá vuelta sobre mi
qué raro, no es raro, en este momento de 
INSEGURIDAD EXTREMA
en que siento que me han devuelto el corazón
en una cajita
el mismo corazón que me pidieron a gritos
sin que yo diga ni mú
yo la misma diosa pagana de pronto rata cruel
horrible bruja de las vendimias falsas
(risas por favor: qué fácil es hacer seudometáforas alocadas pretendiendo parecerse a los poetas rompientes. odio esa poesía. la detesto)
sigo


esta es una hoja seria


esta es mi hoja


este es mi cuerpo


y




hago con el lo que quiero.




el dolor en el pecho es lo único concreto que podría escribir.


y un secreto lindo


de rincón


que no es poema


porque es privado.




la poeta no se siente así.


mi alma se ha pegado en el estómago. y perdí la punta del estilo


esa que creí encontrar hace un año más o menos


será que me han abandonado ciertxs admiradorxs


y duele


y pienso


entonces mis poemas no eran así de hermosos


como yo


ni yo era esa mujer que creí


encontrar


esa a la que le dijeron


diosa


y al final


era


descarte.




(ay que dura que sos con vos....andate a la mierda, mabel)

jueves, 19 de abril de 2012

de AMELIA BIAGIONI

BOSQUE


Mi sombra
mi pasión
mi razón 
mi relámpago
me dijeron
que hay en el universo cuatro hambres.




Mis hambres
me gritaron
que el universo no se calma con gemidos
sino con actos.




Mis actos
me mostraron
que el universo es un oscuro claro andante bosque
donde todo movimiento es cacería.

miércoles, 18 de abril de 2012

DIGO NO

No creo más en los grandes discursos. De la índole que sean. ¿Los míos? Tampoco. Pero no los combato, porque la oposición vuelve más fuerte cualquier impulso arraigado. Dejo que salgan en verso o panfleto. Y trato de erradicarlos de los vínculos personales. Volverlos excepciones. Decido no tentarme - en nada- a ser reactiva cuando la grandilocuencia avanza. Dejala que venga pero no te montes en esa. Es mentira. Entonces: digo no a los grandes discursos, absolutos, proféticos, demagógicos. Solía caer en esa trampa del ego. Ya no. Pero todavía duele. Porque todas - aún en el fondo- queremos creer que Dios y los Príncipes existen. Y lo cierto es que sólo somos una gran farsa. 

lunes, 16 de abril de 2012

de WISLAWA SZYMBORSKA

                    
                 LA ALEGRÍA DE ESCRIBIR




¿A dónde corre, a través del bosque escrito, esta
  cierva escrita?
¿A beber del agua escrita
que copiará su hocico como papel carbón?
¿Por qué levanta la cabeza, habrá oído algo?
Apoyada en cuatro patas prestadas por la verdad
por debajo de mis dedos aguza los oídos.
Silencio, esta palabra también susurra sobre el papel
y retira
las ramas causadas por la palabra "bosque".




Sobre la hoja blanca acechan para saltar
letras que pueden combinarse mal,
frases que acosan
y ante las cuales no habrá salvación.




Hay en una gota de tinta una reserva considerable
de cazadores que apuntan, con un ojo entrecerrado,
preparados para bajar por la empinada pluma,
para cercar a la cierva, dispuestos a disparar.




Olvidan que esto no es la vida.
Aquí rigen otras leyes, negro sobre blanco.
Un abrir y cerrar de ojos durará tanto como yo desee,
permitirá ser dividido en pequeñas eternidades,
llenas de balas detenidas al vuelo.
Si lo ordeno, nunca sucederá nada aquí.
En contra de mi voluntad no caerá ni una hoja,
ni se doblará una brizna de hierba bajo el peso de una pezuña.




¿Existe, pues, un mundo
sobre el que tengo un dominio absoluto?
¿Un tiempo que ato con cadenas de signos?
¿Una existencia infinta a mis órdenes?




La alegría de escribir.
La posibilidad de hacer perdurar.
La venganza de una mano mortal.



viernes, 13 de abril de 2012

de SUSANA THÉNON

POEMA CON TRES RUIDITOS








amás el verde la locura es dorada
amo el azul la locura es verde






cambia el color
cuando te voy al parque
a distraerse de la locura


y ese hombre solo
con un librito
observa click las ramas contra el cielo
click


y el cielo está encerrado en el cielo


lo que llega
lo que llega
es       es otra cosa
(- se mató Luis
- qué bien
quiero decir           qué horror           qué bien)


es verde


no


es blanca


no


es roja


no


es todas esas cosas
de las ciencias
de las artes
de las letras
de las matemáticas
y de la click vidanterior


es blanca

miércoles, 11 de abril de 2012

MAROSA DI GIORGIO

  "Mi madre quebró la relación con las hadas. Pero, ellas entraban doradísimas y livianas, plateadas y tan hermosas, a sentarse en el sofá; en mitad de la frente y la cintura, el ramo de clavelinas, que es el distintivo de estos seres.
  Mamá dijo: - Terminó el reino de las hadas.
  Y se iba por las habitaciones.
  Y yo clamé: - No, no; quédense! Yo soy la dueña de esta casa; soy la Niña.
  Mamá volvió con el plato de manzanas, el tazón de crema, y no las invitó; ni con los licores de todos los colores, que, ellas, antes, bebieran ardorosamente.
   Las hadas se iban, sus vestidos disolviéndose en el viento. Y en los ojos violetas, grabando el porvenir."

APUNTES

La obsesión por el tema del rincón.
El espacio se ofrece siempre.
Tomamos los lugares para hacer.
Y decir.
Paramos nuestros cuerpos sobre nuestras plantas y ahí, en ese instante solamentesomos.

lunes, 9 de abril de 2012

VIEL TEMPERLEY

Tus pezones


Porque tus pezones son
del color de tus párpados,
van pesadas las horas
por la calle.


Hacia su último mar
de zoológico ardiendo
van pesadas las horas,
las mentiras, el sueño.


Y he encogido las piernas
hasta el alba
al sentir como naves
saliendo por el aire.


Y ha quedado mi brazo
duro
de alzar un ancla.
Y ha quedado mi mano
hinchada y escondida,
hueca como la almohada,
porque son tus pezones
del color de tus párpados
y del color que tienen
los pezones
de la ternera muerta 
apenas nace.

lunes, 2 de abril de 2012

de "Las Preguntas" de Liliana Lukin


¿qué puede hacer
una mujer
con el miedo de un hombre?


nada  desesperada
preguntándose
¿qué puede un hombre
temer
de una mujer?


todo  y no hay el modo
de entender
cómo 
da tanto miedo
sólo
el ser