viernes, 28 de noviembre de 2014


somos poetas
los dos 
somos poetas
nos leemos
nos gustan
nuestros versos
nuestros cuerpos
nos gustan
tambièn
paradojas en piel
letras tatuadas
consonantes 
aullidos
huir
para quedarse.





desde mi casa afuera de la ciudad todo el año te pensè
te escribì
pibito lindo
ojos màs bellos no podès
tu nombre es una estrella
obvia soy si te digo que 
esa estrella es tuya y es
de David
cuando recuerdo las consonantes 
que suenan al verte venir bajo los àrboles
de parque lezama
el banco aquel està acà
te vì te vì te vì
y la caricia al gaucho
y ya nada igual
el discontinuo habìa llegado
el esperado varòn que habla mi idioma
huye tambièn y como yo
se queda
siempre.
(perro de calle-perro fiel)

martes, 25 de noviembre de 2014

el asombro (nos ponemos boludas) de sentir la expansiòn del mundo. de ver algo que estaba ahì y jamàs tocamos. de renacer con cada nueva canciòn. con cada nuevo libro. con cada nuevo beso. y la sangre. la sangre siempre nos abraza desde adentro.
hay ganas y deseos que crecen. con un riego prometido. desde lejos. con dos ojos hebreos. con sus pelos extraños. con las manos en punta. mil tatuajes con letras. y tambièn es el perro de mi cuadra. que me mira. y me sonrìe. y la estaciòn. de lanùs. ya terminan las obras. hay carteles que yo veo. anuncian la llegada. tengo zapatos nuevos.

martes, 4 de noviembre de 2014


me negaba a verte.
yo tenìa miedo. yo siempre tengo miedo. 
en este paso por buenos aires, el nombre de tu barrio me acaricia.  
abruptamente y bello.
te vas al silencio. y eso es una sorpresa.
paso sobre paso. cuento sobre cuento. una raìz de vos quiero sentir.

abierta mi piel
quiere que vengas

¿te acordàs que te dije que sì?

me tocaste donde no se podìa y me dejè.
sos sorpresa.
sos cielo y noche.
¿un tango sos?


el exceso de mì. el sobrepaso de mi corazòn. mi piel extendida sobre lo que no conozco: tu deseo. lo olfateo. te puedo presentir. te temo. te quiero conocer. en el fondo de todo este lìo soy una dama que quiere que la cuiden. vos y tu insistencia. vos y tu retirada fugaz. no importa la razòn. yo te entiendo. yo sè que vas a bajar y a salir del ascensor, con un gesto en las cejas,  para abrirme.

si entre libros te movès, el laberinto es fàcil. 
camino pienso
en vos
la mañana llena de negocios
no me alcanza
querìa comprar poemas
querìa comprar un temblor
querìa encontrar el espacio 
que hay entre mi boca y
tus ojos cautos.
fotos. fotos. fotos. ningùn espejo es. ninguno. una tragedia. en medio de una mañana frìa. que no se digna a entender que es primavera. tenemos clara armadura. corcel presto. un caballero susurra el secreto de lo cotidiano. la vida es nuestra, señoras. Dios es nuestro deseo. y està vivo. (he dicho. he arremetido. besame, por favor)
marcho. somos pocas. pequeñas mariposas, pensaràn los señores desde sus terrazas. en cada terraza hay una parrilla. los señores aman hacer asados. nosotras olemos la carne. nos produce contradicciòn. son los señores que nos llaman. es la carne que se desea y se repele. de pequeñas nos pasa esto. queremos y no queremos. podemos y no podemos.
seguimos camino. o nos detenemos. depende de los ojitos celestes. o azules. depende de las manos. de las frases dichas al oìdo.

Una vez en la calle, montar en pelo no es problema. El aire nos hace olvidar que el entorno siempre nos hiriò. Hoy la piel no duele. Las miradas multicolores hacen que pensemos en alguna mujer gloriosa. El entrecejo de aquel que nos mima es lo ùnico que nos importa. Por él andamos entre animales de olor rancio. Èl tenìa los ojos ocultos. Verlos fuè el antìdoto de mi octubre entre sombras.